Acueducto de Querétaro

Símbolo de la ciudad desde que se terminó en 1735. Su monumental arquería es de 1,280 m y su altura máxima exacta es de 28.42 m, con 74 arcos de medio punto, similar a las construcciones romanas de su tipo. ¿Su función original? Proveer a Querétaro del agua que pasó durante años, desde la cañada hasta las múltiples fuentes regadas por la ciudad a través de esta edificación. Este acueducto guarda una leyenda. Se dice que fue un Marqués enamorado quien lo edificó a petición de una monja.

Más información

Teatro de la República

"Por dinero baila el perro y por pan si se lo dan". Con esta obra fue inaugurado, el 2 de mayo de 1852, el entonces llamado Teatro Iturbide.

Este recinto de estilo neoclásico ha sido testigo presencial de hechos que marcaron el destino del país: en 1854 se interpretó por primera vez el Himno Nacional, en 1867 se sentenció a Maximiliano de Habsburgo a la pena capital y el 5 de febrero de 1917 se promulgó la Constitución de la República.

Más información

El Panteón de los Queretanos Ilustres

Un altar permanente a quienes lucharon para darnos patria, un espacio para recordar, un recinto de espacio, de paz y un cementerio en donde descansan los restos de Doña Josefa Ortiz de Domínguez , su esposo Don Miguel Domínguez, Epigmenio González y Don Ignacio Pérez, personajes importantes de la Independencia de México.

Más información

Cerro de Sangremal

Para hablar de este espacio hay que sumergirse en la historia de la fundación de Querétaro. Dice la leyenda que en 1531, Fernando de Tapia, cuyo nombre otomí era Conín, dirigía a sus tropas contra el ejército chichimeca en la loma del Sangremal. En medio de la feroz batalla, unos y otros observaron una resplandeciente luz que llamó su atención: en el centro de ésta y suspendida en el aire apareció una cruz de color entre blanco y rojo, y a su lado cabalgaba el apóstol Santiago en un caballo blanco.

Con esta milagrosa aparición terminó la lucha y Fernando de Tapia tomó posesión de la región. Los chichimecas se sometieron y pidieron que se pusiera una cruz en la loma del Sangremal como símbolo del milagro que ahí había ocurrido. En ese mismo año se construyó una pequeña capilla a la Santa Cruz y a mediados del siglo XVII se erigieron la iglesia y el convento.

Fue en este sitio en donde, oficalmente, se fundó la ciudad virreinal de Querétaro.

Más información

Museo de Arte

El Museo de Arte de Querétaro es una institución que forma parte del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes y fue fundado el 22 de septiembre de 1988 en el Antiguo Claustro de San Agustín, consolidando su presencia como uno de los espacios culturales más importantes de Querétaro.

Cuenta con 15 salas de exhibición, en las dos plantas del edificio y una colección permanente compuesta por obras de arte de pintura de los siglos XVII al XIX.

Más información

Museo Casa de la Zacatecana

El Museo Casa de la Zacatecana obtuvo su nombre de una tétrica leyenda: la Zacatecana, dueña de la casa, mandó a matar a su marido para luego matar también al asesino que había contratado. Ambos fueron enterrados sigilosamente en las caballerizas quedando los crímenes ocultos. Poco tiempo después, la Zacatecana amaneció asesinada. Nadie supo jamás quién fue el autor de la venganza.

La casona es ahora un museo que revive la leyenda en cada uno de sus salones, xhibiendo además el arte y la tradición queretana.

Más información

Museo Regional

Se ubica en el antiguo convento Franciscano de Santiago. Esta edificación tuvo varias etapas de construcción, iniciando la primera en el siglo XVI. Su actual fisonomía corresponde al siglo XVIII. Como museo, abrió sus puertas en 1936 y pasó a formar parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia en 1939. Sus salas contienen colecciones diversas a través de las cuales se cuenta la historia de Querétaro y de México. Las colecciones están formadas por muebles, cerámica, indumentaria, pinturas, fotografías, documentos, armas y esculturas, entre otros.

Más información

Museo Arte Sacro

La Relación Geográfica de Querétaro de 1582, nos señala que en ese siglo había en Querétaro un hospital para beneficio de los pobres, fundado por Don Fernando de Tapia. Oficialmente, el inmueble abrió en 1586 y tenía el nombre de Convento de Nuestra Señora de la Concepción y del gloriosísimo mártir San Hipólito del Orden de Caridad y Hospital Real de esta ciudad.

Fue en 1624 cuando los Hipólitos rehabilitaron el edificio y pidieron al rey les concediera en administración y los bienes que tenía el hospital. La iglesia se construyó nueva, con un bello retablo principal dedicado a la Inmaculada Concepción y cinco más colaterales dedicados a la Virgen de Guadalupe, a la Virgen de la Soledad, a Santa Catalina, a Nuestra Señora del Pueblito y contaba con una imagen de un Ecce Homo, muy venerada en la ciudad. En 1652 el hospital cambia de nombre por el de Hospital Real de la Inmaculada Concepción.

Para 1808, después de dos siglos de uso, su capacidad era insuficiente para el crecimiento de la población y su ubicación se volvía nociva debido a que había quedado en el centro de la ciudad. Los Hipólitos y las autoridades planearon un hospital nuevo, fuera de la ciudad, pero no se pudo realizar por su alto costo.

Actualmente este lugar funciona como espacio cultural para que los turistas locales y extranjeros conozcan las raíces sacras que van de la mano con las acciones evangelizadoras que realizaron nuestros antepasados.

Más información

Santa Rosa de Viterbo

El templo muestra el máximo esplendor que alcanzó el barroco en Querétaro, el cual se manifiesta tanto en su exterior como en su interior. En la fachada podemos apreciar los portales gemelos característicos de los conventos de monjas, y los arbotantes con volutas, que tan sólo poseen una función decorativa.

Más información

Plazas y parques en el Centro Histórico

Querétaro conserva ese viejo aire de provincia en los jardines y plazas de su Centro Histórico; hacen que el tiempo se detenga y sobran las oportunidades para sentarse en una banca a leer el periódico o simplemente a ver la vida pasar, disfrutar de un helado o ir en busca de antojitos para el almuerzo.

Más información

Patio Barroco

El Patio Barroco, antiguo claustro del Colegio de San Ignacio, es actualmente parte de la Facultad de Filosofía de la Universidad Autónoma de Querétaro. Debido a su apacible cantera rosa, a su muy delineada arcada de la crujía inferior y a su cuidada simetría, éste es uno de los patios más bellos y armoniosos de la ciudad.

Más información